domingo, 12 de junio de 2011

ARQUEOLOGÍA ROMA: POMPEYA


TEMA 14- POMPEYA Y HERCULANO
Pompeya fue una ciudad de la Antigua Roma ubicada junto con Herculano y otros lugares más pequeños en la región de Campania, cerca de la moderna ciudad de Nápoles y situados alrededor de la bahía del mismo nombre en la provincia de Nápoles.

Los orígenes del poblamiento de Pompeya son discutidos. Los restos más antiguos hallados en la ciudad son del siglo IX a.C., aunque eso no demuestra que ya existiera un asentamiento allí. Comoquiera que fuese, la mayoría de los expertos está de acuerdo en que la ciudad debía existir ya en el Siglo VII a. C. y estar ocupada por los oscos [1](uno de los pueblos de la Italia central), según se lee en la Geografía de Estrabón (siglo I a.C.)

Desde el siglo VIII a.C. habían existido colonias griegas en la región, destacando la importante ciudad de Cumas, al otro lado del golfo de Nápoles. Los etruscos se establecieron en la región alrededor del siglo VII a.C. y durante más de 150 años rivalizaron con los griegos por el control de la zona. Se desconoce, sin embargo, la influencia real de estos pueblos en el origen y desarrollo posterior de la ciudad, ya que los datos arqueológicos no son concluyentes. [Se sabe, eso sí, que a finales del siglo V a.C. los samnitas (otro pueblo de lengua osca) invadieron y conquistaron toda la Campania. En este momento histórico hay una disminución drástica de la cantidad de materiales hallados en la ciudad, lo que induce a algunos arqueólogos a pensar que la ciudad pudo estar abandonada temporalmente. Si estuvo abandonada, lo fue brevemente, porque durante el siglo IV a.C. la ciudad, incluida en la «Confederación Samnita», ya estaba tomando su forma actual y, de hecho, servía de puerto a las poblaciones situadas río arriba.

Los nuevos gobernantes impusieron su arquitectura y ampliaron la ciudad. Se cree que durante la dominación samnita, los romanos conquistaron la ciudad durante un corto período, pero esas teorías nunca han podido ser verificadas. Sea como fuere, se sabe que durante la época samnita la ciudad era gobernada por un magistrado (posiblemente también con poderes de administrador de justicia) que recibía el nombre de Medix Tuticus (en osco meddís túvtiks).

Pompeya participó en la guerra que las ciudades de la Campania iniciaron contra Roma, pero en el año 89 a. C. fue asediada por Lucio Cornelio Sila. Aunque las tropas de la Liga Social, comandadas por Lucio Clemento ayudaron en la resistencia a los romanos, en el año 80 a. C. Pompeya se vio obligada a aceptar la rendición tras la conquista de Nola. Después de éste episodio se convirtió en una colonia con el nombre de Colonia Cornelio Veneria Pompeianorum'. Los habitantes recibieron poco después la ciudadanía romana, pero se les privó de una parte de su territorio, donde Sila estableció una colonia militar.

La ciudad se transformó en un importante punto de paso de mercancías que llegaban por vía marítima y que eran enviadas hacia Roma o hacia el sur de Italia siguiendo la cercana Vía Apia.

Prueba de la tremenda actividad sísmica en la zona de Pompeya es que, en las cercanías de la actual Puerta Marina, se han hallado restos de un embarcadero, si bien algo más abajo en dirección al mar se han encontrado más edificaciones romanas. Así pues, la línea de costa tuvo que cambiar considerablemente en los últimos siglos de la ciudad, aunque no se sabe exactamente dónde estaría el puerto en sus últimos años de historia.

El año 59 se produjeron serios disturbios en el anfiteatro de la ciudad entre los pompeyanos y unos visitantes de Nuceria, que tuvieron como resultado diversos muertos y heridos. El enfrentamiento fue de tal magnitud que llegó a oídos del emperador Nerón, que prohibió las exhibiciones de gladiadores durante 10 años.

Alrededor año 62 un terremoto dañó seriamente Pompeya y otras ciudades cercanas. Según Tácito, «fue en gran parte destruida por un terremoto». Durante el período que va entre ese año y la fecha en que erupcionó el Vesubio la ciudad fue reconstruida, aunque se desconoce cuánto tardó la ciudad en recuperarse y, de hecho, se cree que algunos edificios podrían no haberse terminado de restaurar. En todo caso, hay también muestras de edificios rápidamente reconstruidos y redecorados, por lo que los desperfectos de algunos podrían bien deberse a los temblores de tierra que precedieron a la erupción y no al terremoto del año 62.

Varios edificios conservan placas en honor a los ricos personajes que utilizaron su propio dinero para repararlos.

La fecha tradicional para la erupción que aparece en el relato de Plinio el Joven es el 24 de agosto de 79. Sin embargo, esta fecha puede deberse a un error de transcripción durante la Edad Media, como se extrae de otras versiones de las cartas. Por tanto, algunos expertos opinan que en realidad tuvo lugar en otoño o invierno, dada la gran cantidad de frutos otoñales hallados entre las ruinas y el hallazgo de una moneda cuya fecha de acuñación más temprana no debió ser anterior a septiembre de 79. De hecho, algunas excavaciones sugieren que ya había acabado la vendimia.

Las primeras noticias confirmadas sobre la vida pública de Pompeya datan del siglo II a.C., cuando el aumento de la documentación escrita conservada permite saber que la ciudad estaba gobernada por un magistrado elegido anualmente y un consejo compuesto por ex-magistrados. Esta forma de gobierno cambió a raíz de la participación de la ciudad, entre el 91 y el 89 a.C., en la llamada guerra social, realizada contra los romanos por sus socii (los aliados) con tal de obtener la ciudadanía romana.

Tras la conquista de la ciudad por parte de las tropas romanas, parece que Pompeya se convirtió en municipium. En la práctica esto significaba que los habitantes de la ciudad, como los de todos los municipios, asumieron la ciudadanía romana en lo tocante a sus obligaciones ciudadanas (fiscales, militares, etc.) pero no en cuanto a los derechos de los ciudadanos.

En esencia, los habitantes del municipio perdieron su libertad política. Lo que Roma les dio fue una autonomía administrativa local, en este caso a cargo de un consejo de cuatro magistrados (quattuoviri), al lado del que había un cuestor (quaestor). Igual que a todos los municipios, a Pompeya se le dio la oportunidad de ejercer su propia jurisdicción.

En el 80 a.C. se produce un cambio importante cuando Lucio Cornelio Sila funda en Pompeya la Colonia Cornelia Veneria Pompeiorum, que conllevó una importante pérdida del equilibrio local, que, sin embargo, se solucionó en dos o tres décadas.

La cámara municipal de los quattuoviri se sustituyó por otra de sólo dos duoviri que convocaban y presidían las asambleas (que elegían los magistrados) y el consejo ciudadano (ordo decurionum), compuesto por cien de los magistrados anteriores. El duumvir más importante, llamado duumnvir iuri dicundo, era el responsable de la administración de justicia. El otro, llamado duumvir viis aedibus sacris publicis procurandis, cuidaba de las calles, los edificios públicos y religiosos, los mercados y el orden público.

Las informaciones que tenemos sobre lo ocurrido el 24 de Agosto del 79 d.C. se debe en gran parte a las cartas que Plinio el Joven envió al emperador Trajano donde relataba lo ocurrido pues su tío Plínio el Viejo había estado allí para ocuparse de los asuntos del imperio por entonces bajo la mano de Tito.

Plinio el jóven, describe así la tragedia : "Poco después la nube descendió y cubrió el mar. Miré hacia atrás: una densa nube negra se elevaba a nuestras espaldas, esparciéndose sobre la tierra como una inundación. Cayó la oscuridad completa, no aquella de una noche oscura o sin luna, sino tal como si se hubiese apagado la lámpara dentro de una habitación cerrada. Se podían escuchar los alaridos de las mujeres, el llanto de los infantes y los gritos de los hombres... y había aquellos que rezaban pidiendo la muerte dentro de su terror de morir. Muchos buscaron la ayuda de los dioses, pero aún más imaginaban que no existían ya dioses y que el universo caía en picado para sumirse en una oscuridad eterna hasta el fin de los tiempos”.

Se sabe que el volcán empezó a registrar actividad días antes del desastre mediante terremotos de baja intensidad, pero los habitantes estaban bastante acostumbrados a este tipo de actividad sísmica, así que no le dieron demasiada importancia, pero lo que nadie sabía es que durante años un gran depósito de magma se había acumulado bajo el volcán y este sería el detonante de la posterior erupción de tal virulencia que lo que de normal sería un efecto escalonado de las diferentes fases durante días se concentró en uno sólo, la madrugada y las horas posteriores del día 24.


El magma entró en contacto con agua que se filtraba provocando una lluvia de ceniza volcánica, así mismo el magma empezó a ascender unas 4 horas antes de la erupción, la superficie del volcán se fracturó poco después del mediodía ocasionando la explosión, empujando la piedra pómez y los gases a una altura de 28 Km en vertical, se puede decir que la energía térmica liberada era el equivalente a 100.000 veces la de la bomba nuclear de Hiroshima. La columna de gases y piedra alcanzó los 33 Km, pero cuando alcanzó la altura máxima se derrumbó, dispersando los gases a través de 20 Km a la redonda y provocando una lluvia de piedra pómez.

Se sabe que lo que mató a tantos habitantes no fue la piedra pómez, pero si los gases que debido a su toxicidad hicieron perder el conocimiento por la falta de oxígeno, no obstante los tejados de algunas casas por el peso se vinieron abajo y los barcos de apoyo para la evacuación quedaron abnegados por la piedra que caía sobre ellos.

En estudios posteriores y por las capas de los estratos se cree que el Vesubio unificó todas las fases más nocivas y mortales de los volcanes, cubriendo por completo las ciudades de Pompeya y Herculano, no muchos lograron escapar de la desgracia subiendo a los barcos atracados en puerto durante las primeras horas del día, el resto a espera de que lo peor ya hubiera ocurrido se protegieron en sus casas, cometiendo el mayor de los errores, pues a medida que pasaba el día el aire se hacía insostenible.

Pompeya, habitada por unas 20.000 personas y Herculano quedó reducida a cenizas, a día de hoy pueden verse los moldes que los arqueólogos han hecho de los cuerpos petrificados de los fallecidos, así como de animales, que nos trasladan de una manera muy gráfica a la agonía que sufrió la población. 

Historia de los trabajos arqueológicos
Gruesas capas de ceniza cubrieron dos ciudades situadas en la base de la montaña, y sus nombres y localizaciones fueron olvidados. Herculano fue redescubierta en 1738, y Pompeya en 1748.

Intervino como patrono y visitante frecuente de los trabajos, el Rey Carlos VII de Nápoles, mucho más conocido como Carlos III de España entre 1759 y 1788 en que muere en Madrid. Este Rey siguió también y patrocinó expediciones arqueológicas hispanas en Yucatán, sobre restos de pirámides mayas, hoy conocidísimas.

Fue ingeniero director de los trabajos de Pompeya y Herculano el aragonés Roque Joaquín de Alcubierre y colector y mantenedor de muchas esculturas encontradas durante una treintena de años, hoy preservadas en Madrid, Roma y Nápoles.

Desde entonces, ambas villas han sido excavadas revelando numerosos edificios intactos, así como pinturas murales. Realmente el descubrimiento tuvo lugar en el año 1550, cuando el arquitecto Fontana estaba excavando un nuevo curso para el río Sarno. Pero hubo que esperar 150 años antes de que se iniciara una campaña para desenterrar las ciudades. Hasta esa fecha, se asumía que Pompeya y Herculano se habían perdido para siempre.

Se ha sostenido la teoría (sin demostrar) de que Fontana, inicialmente encontró algunos de los famosos frescos eróticos, y debido a la estricta moral reinante en su época los enterró de nuevo en un intento de censura arqueológica. Excavadores posteriores plasmaron en sus informes que los lugares en los que estaban trabajando habían sido desenterrados y enterrados de nuevo con anterioridad.

El foro, los baños, muchas casas y algunas villas permanecieron en un sorprendente buen estado de conservación. A poca distancia de la ciudad se descubrió un hotel de 1000 m² que hoy en día se conoce como "Gran Hotel Murecino".

Las ruinas fueron objeto de varias campañas de bombardeo por parte de los Aliados en 1943, que destruyeron buena parte del Teatro Grande y del Foro, así como algunas casas, que fueron convenientemente restauradas una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Daños sísmicos y volcánicos
Una importante área de las investigaciones se centra en las estructuras que estaban siendo restauradas durante la erupción (presumiblemente dañadas en el terremoto del año 62). Algunas de las pinturas antiguas dañadas pudieron ser cubiertas con nuevos frescos, y se utilizan modernos instrumentos para analizar las pinturas ocultas. La razón más probable por la cual esas estructuras todavía estaban siendo reparadas 17 años después del terremoto era la creciente frecuencia de pequeños temblores que precedieron a la erupción, como se puede extraer de las palabras de Plinio el Joven, único testigo cuyas noticias nos han llegado: «Durante muchos días antes hubo temblores de tierra».

Aunque la ciudad de Pompeya se ha conservado en un estado envidiable bajo la capa de cenizas, hay que tener en cuenta que durante la erupción los edificios vivieron un fenómeno muy parecido a un bombardeo, motivo por el cual la mayoría de los tejados se vinieron abajo y muchas edificaciones grandes se hallaron gravemente arruinadas.

Durante las excavaciones, ocasionalmente eran hallados huecos en la ceniza que habían contenido restos humanos. En 1860, el arqueólogo italiano Giuseppe Fiorelli sugirió rellenar estos huecos con yeso, obteniendo así moldes que mostraban con gran precisión el último momento de la vida de los ciudadanos que no pudieron escapar a la erupción. En algunos de ellos la expresión de terror es claramente visible. Otros se afanan en tapar su boca o la de sus seres queridos con pañuelos o vestidos tratando de no inhalar los gases tóxicos, y alguno se aferra con fuerza a sus joyas y ahorros. Tampoco falta quien prefirió ahorrarse el tormento quitándose la vida, conservándose su cuerpo junto a pequeñas botellitas que contenían veneno. Los perros guardianes siguen encadenados a las paredes de las casas de sus amos, al igual que los gladiadores del anfiteatro (en este último caso, acompañados de una misteriosa mujer cargada con todas sus joyas de gala).

El número actual de víctimas detectadas es de unas 2.000, y es de esperar que aparezcan muchas más en las partes de la ciudad que todavía no han sido excavadas.

La ciudad ofrece un cuadro de la vida romana durante el siglo I. El momento inmortalizado por la erupción evidencia literalmente hasta el mínimo detalle de la vida cotidiana. Por ejemplo, en el suelo de una de las casas (la de Sirico), una famosa inscripción Salve, lucrum ("Bienvenido, dinero"), quizás con intención humorística, nos muestra una sociedad comercial perteneciente a dos socios, Sirico y Numiano (aunque este último bien podría ser un apodo, ya que numus significa moneda). En otras casas abundan los detalles sobre diversos oficios, como los trabajadores de la lavandería (fullones). Así mismo, las pintadas grabadas en las paredes son muestras del latín empleado en la calle. Sin embargo, no hay que pensar que la ciudad que se excava en la actualidad quedó congelada en el momento de la erupción. La población de Pompeya se calcula entre las 6.500 a las 30.000 personas, mientras que sólo se han encontrado unos 2.000 cadáveres.

Además, muchos de los edificios están extrañamente vacíos, lo que hace pensar que gran parte de la población habría huido ya durante los terremotos que precedieron a la erupción (recordando, quizás, el gran terremoto del año 62) y se habrían llevado con ellos una parte de sus objetos de valor. Se explican así, además, algunos de los tesoros que se han hallado en la ciudad, ya que los ciudadanos que huyeron los escondieron para recuperarlos cuando los problemas pasaran. Por último, existen varias pruebas de que la ciudad fue saqueada (ya por sus antiguos habitantes o por otras personas) a fin de recuperar sus pertenencias o llevarse los materiales valiosos, para lo cual excavaron túneles entre las cenizas.

En el año de la erupción, se calcula que la población de Pompeya era de unas 15.000 personas. La ciudad estaba situada en una zona donde abundaban las villas vacacionales, y contaba con numerosos servicios: el macellum (gran mercado de alimentos), el pistrinum (molino), los thermopolia (una especie de taberna que servía bebidas frías y calientes), las cauponae (pequeños restaurantes) y un anfiteatro.

En 2002 un importante descubrimiento en la desembocadura del río Sarno reveló que en el puerto también había viviendas, muchas de ellas palafitos con un sistema de canales que sugieren una cierta similitud con Venecia.


Urbanismo

Pompeya es la única ciudad antigua de la que se conoce de forma precisa su estructura topográfica, sin modificaciones posteriores. No estaba distribuida en un plano regular como solía ocurrir con las ciudades romanas, debido a la irregularidad del terreno. Pero sus calles eran rectas y formaban una rejilla al más puro estilo romano, con su cardo y dos decumanos.

El sector sudoeste, no obstante, presenta un trazado muy irregular, y es el núcleo original del asentamiento osco, al que se le fueron añadiendo las diversas ampliaciones con un trazado mucho más regular. El trazado de la muralla ya estaba definido en el siglo VI a.C. y probablemente también el de las principales calles, aunque incluso en el año 79 permanecían en la ciudad, especialmente en el sector oriental, numerosos descampados y cultivos, que muestran que el espacio intramuros nunca estuvo muy densamente poblado.

Los nombres actuales de las calles, puertas y edificios de la ciudad datan en su mayoría del siglo XVIII o XIX, ya que muchos no tenían nombre concreto durante la época romana, y en otros casos no se ha conservado. Se sabe tan sólo que la actual Vía de la Abundancia debió llamarse Via Pompeiana y cruzaba la Via Jovia (de Júpiter) y la Via Dequviaris, que no se han identificado. En cuanto a las puertas, la actual Puerta de Herculano llevaba el nombre de Porta Salis o Saliniensis y la Puerta Marina se llamaba probablemente Porta Forensis.

Actualmente para localizar los edificios en el plano se usa el sistema ideado por Giuseppe Fiorelli, que dividió la ciudad en 9 regiones, cada una de ellas con un número identificativo para cada manzana y, dentro de cada manzana, para cada puerta.


Pompeya: Vía de la Abundancia, cruzaba la ciudad en sentido este-oeste.

Restos arqueológicos

Itinerario
Foro
(Reg. VII, Ins 8). Data del siglo II a.C., pero fue en el siglo I a.C. con la romanización cuando se le doto de los edificios imperiales y las estatuas honorariae. Sus medidas de 145 x 38m, con una tribuna para los oradores, a su alrededor se levantaban los edificios públicos, religiosos y civiles más significativos. El Foro estaba porticado en sus tres lados, con columnas dóricas con un segundo orden de columnas jónicas.
El foro era el centro cívico y el corazón de la vida comercial de Pompeya. Era un amplio espacio abierto con forma rectangular rodeado en tres de sus lados por una columnata y en el otro por el Templo de Júpiter, con varios edificios públicos importantes en torno a él.

A: Templo de Júpiter      B: Basílicas     C: Templo de Apolo      D: Mercado de la Lana

Era típico ver en el foro mesas o banquetas donde los vendedores exponían sus productos al público, se colocaban en los bordes de la zona libre, junto a las columnatas y cuando llovía se trasladaban a los corredores, unos pasillos que estaban techados donde la gente paseaba y solía negociar.

Al foro se accedía mediante una gran puerta de bronce, dentro del foro no se permitía la circulación de carruajes.

En el foro había tablillas expuestas al público donde se escribía noticias importantes de la época, como el resultado de las últimas elecciones o la fecha de algún espectáculo, e incluso había gente que aprovechaba para exponer sus quejas o para hacer publicidad de su establecimiento. Un ejemplo encontrado de ellos sería: "Macerior ruega al edil que prohíba a la gente hacer ruido en la calle y moleste a las personas decentes que están durmiendo".
Se cree que tras la erupción, los pompeyanos volvieron y se llevaron las estatuas que adornaban el Foro y los edificios circundantes.

Edificios de Administración Pública
Son edificios rectangulares, se cree que la sala oriental era la de los magistrados, la central el tabularium y la otra la de los decuriones. En la fachada sur se halla el comitium, recinto donde se reunía el pueblo para ejercer sus derechos políticos y administrativos. Data del 89 a. C.

Templo de Júpiter
(Reg. VIII, Ins 8, 1 ). Fue erigido en el siglo II a.e.c. Posee un podium, con escalera frontal, rodeado de columnas corintias. En el interior se hallaba la estatua de Júpiter. En el 80 a.e.c. se transformo en capitolium y se consagro a la trinidad capitolina, Júpiter, Juno y Minerva. El podio fue restaurado en época de Tiberio. En la cella hay una cabeza colosal de Júpiter de época de Sila. A ambos lado del podio se hallan la bases de la estatuas ecuestres. La cella estaba pavimentada con un motivo de rombos de colores, que imitaban cubos en perspectiva (opus scutulatum). Las paredes estaban decoradas con pinturas del 1º, 2º y 3º estilos.

Los Graneros del Foro
(Reg. VII, Ins 7, 29 ). Era el mercado de las frutas y verduras, foro Olitorio. Data del 62 y posiblemente no estaba terminado cuando se produjo la erupción. Reemplazaba a otros edificios con soportales y junto a el había una letrina de grandes dimensiones. Actualmente se utiliza como almacén de los restos arqueológicos.

El Macellum
(Reg. VII, Ins 7, 9, 7/8). Era el mercado principal de la ciudad. Data del siglo II a.C. y fue reformado en varias ocasiones. La plaza interna, mide 37 x 27 metros, tenía en su centro, una rotonda con 12 columnas que contenían un estanque con peces. En el patio porticado se hallaban las tiendas. En las doce bases del centro, descansaban las vigas de madera del techo cónico. En el fondo a la derecha se vendía la carne y el pescado y a la izquierda se ofrecían banquetes en honor al emperador, a quien estaba consagrado el templete. En la pared noroeste se conservan frescos del cuarto estilo.

Edificio de Eumaquia
(Reg. VII, Ins 9, 1). La sacerdotisa que en época, era la protectora de los lavanderos de lana, tejedores, tintoreros y blanqueadores; fue dedicado a la Concordia y a la Piedad Augusta, así como a Livia, esposa de Augusto, tal como reza una inscripción en el arquitrabe del pórtico. En el interior había un pórtico de columnas de dos pisos. En una hornacilla detrás de la exedra se hallaba la estatua de Eumaquia. Se cree que el edifico era el mercado de la lana o la sede del gremio de los fullones. A la derecha de la entrada había una tinaja, a la que la gente orinaba desde una escalera. Vespasiano hizo pagar un impuesto sobre la orina, que se utilizaba como lejía y para desengrasas tejidos. Su estado actual data de las restauraciones tras el terremoto del 62. Las paredes estaban revestidas de mármol. El portal esta enmarcado por un relieve de mármol de una gran belleza, decorado por pájaros, hojas acanto e insectos, parecidos al Ara Pacis.

La Basílica
(Reg. VIII, Ins 1, 2). Data del siglo II a.e.c. Estaba destinado a la administración de la justicia y a las contracciones económicas. De planta rectangular 24 x 55m dividida en tres naves por 28 columnas de barro cocido, con techo a doble vertiente. La entrada principal tiene un vestíbulo con forma de pórtico sostenido por pilastras de toba. En el fondo, se encuentra un alto pedestal de estilo heleno, el tribunal y el estrado donde se sentaban los jueces. Accesible a través de una escalera de madera. Conserva restos de revoque del primer estilo.







Templo de Apolo
Frente a la Basílica se encuentra el templo de Apolo, dentro de una amplia zona delimitada por un cuadripórtico con 48 columnas. (Reg. VII, Ins 7, 32) .Uno de los templos más antiguos de Pompeya, data del 575-550 a. C. época samnítica.

La cella está situada en un podium típicamente itálico rodeado por una columnata corintia con seis columnas en su parte frontal. A los pies de la escalinata se encuentra una  ara fabricada en travertino, cuya inscripción se remonta a la época de Sila, cuando Pompeya pasó directamente al dominio de Roma. A la izquierda, según se mira la cella, se halla una columna jónica en mármol gris y por encima de esta se aprecia un reloj de sol.

El culto al dios Apolo, importado de Grecia, estaba muy difundido en la región de Campania. En Pompeya, como lo han demostrado las investigaciones realizadas en el área de este templo, se remonta al siglo VI a. C., si bien su aspecto actual recoge una remodelación del siglo II a. C. y una restauración posterior al terremoto del 62 d. C., que al momento de la erupción aún no se había terminado.

Se supone que además de Apolo (de quien se encontró una estatua en el acto de arrojar una flecha), otras divinidades eran veneradas en este recinto: Diana cazadora y Mercurio.

También destaca el reloj solar de época augusta. El pavimento de la cella tenia un motivo de rombos de colores, que imitaban cubos en perspectiva.
 Pompeya: Templo de Apolo, edificado en el siglo VI a.C. y restaurado en el II a. C.


Templo de los Lares
(Reg. VII, Ins 9, 3). Al lado del macellum se encontraba una amplia construcción de la misma época, identificada como el templo de los Lares Públicos, es decir, de las divinidades tutelares de la ciudad, a las cuales había sido dedicado después del terremoto que había aterrorizado a los pompeyanos.

Todo indica que fue construido después del terremoto del 62 y se consagró a los dioses protectores de Pompeya. El edificio esta recargado de hornacillas y columnas adosadas a la pared. En el centro del área se halla el altar donde se realizaban los sacrificios. Mide 18x21m y consta de tres partes en torno a un patio central. El santuario, construido en ladrillo, tanto en reticulatum y incertum, No estaba terminado en el momento de la erupción. 

Templo de Vespasiano - El Aedes Genii Augusti
Inmediatamente después del templo de los Lares se encontraba el templo de Vespasiano, con un altar de mármol esculpido que representa la escena de un sacrificio.
(Reg. VII, Ins 9, 2). Templo consagrado al culto del genio del emperador Vespasiano. Estaba en reconstrucción cuando sucedió la erupción del 79. A través del pórtico se accedía al patio descubierto donde había un altar para los sacrificios. Adosada a la pared del fondo esta el templo donde se custodiaba la estatua del emperador. Una puerta en la pared trasera daba acceso a tres habitaciones utilizadas por el personal a cargo del templo y como almacenes.

Mesa Pondedaria
(Reg. VII, Ins 7, 31 ). Era la oficina pública donde se controlaban las pedidas de capacidad y peso. Se utilizaba como patrón un sistema métrico osco que fue reemplazado por el sistema promulgado en época augustal, tal y como hace mención la inscripción del año 20 a.e.c. La mesa es de piedra caliza, con cavidades de distintas medidas para los productos.


Templo de la Fortuna Augusta
(Reg. VII, Ins 4, 1) El duoviro M. Tulios ordenó edificar este templo en honor al emperador. La cella estaba adornada con cuatro columnas corintias. En el interior estaba la estatua de la diosa y en la hornacillas laterales la familia del imperial y la de M. Tulios. Los templos dedicado al culto de la Fortuna Redux, se construyeron cuando Augusto regreso de las campañas de los años 19-13 a.C.
Pompeya: Templo de la Fortuna Augusta, al norte del Foro.

Foro triangular
(Reg. VIII, Ins 7, 30). Se localiza en sur de la ciudad de cara al mar y al río Sarno. Se accede a él a través de unas puertas monumentales con columnas jónicas. Esta circundado por un pórtico de 95 columnas dóricas, excepto en la fachada sur. Forma parte del proyecto urbanístico de la reforma de barrios de los teatros del siglo II a. C.

Curiosa es la construcción alrededor del pozo sagrado, edificado por el samnita Numerius Trebius.

Se trata de un área sagrada de forma triangular, situada en una pequeña colina desde la que se aprecia una vista panorámica de la costa. Se accede a la plaza por el vértice norte del triángulo mediante un elegante pórtico precedido por seis columnas jónicas.

En la parte anterior del pórtico se encuentra la base sobre la que se colocaba una estatua honoraria de M. Claudio Marcello, nieto de Augusto. El edificio que determinó la creación de esta área sagrada es un templo muy antiguo, del siglo VI a. C. Originalmente dedicado a Hércules, considerado por los habitantes de Pompeya como el fundador de su ciudad, también se dedicó más tarde al culto de Minerva.

Templo de Isis
(Reg. VIII, Ins 7, 28). El templo se construyó en el siglo II a.C. y se reformó tras el terremoto por N. Popidius Ampliatus.

Destruido casi por completo por el terremoto del año 62, fue rápidamente reconstruido. Integrado en la parte central de un cuadripórtico con columnas estucadas y decoradas con pinturas, el templo se eleva sobre un alto podium según el esquema del templo itálico con una escalinata lateral. Al lado de la cella existen dos hornacinas destinadas a dos estatuas de Anubis y Harpócrates, hermano e hijo de Isis respectivamente.

La estatua de Isis fue descubierta en el pórtico. En una de la estancias se descubrió un purgatorium, pila de agua usada para las abluciones, y unos altares. Sus estucos están decorados con pinturas del cuarto estilo.

En la parte trasera del templo se levantan pequeños edificios entre los que figura la sala destinada a reuniones isíacas o Ecclesasterion; junto al ara se encuentra el Purgatorium con un hueco subterráneo que conservaba agua del Nilo utilizada en las ceremonias de purificación.
Templo de Venus
(Reg. VIII, Ins 1,3-5). Esta dedicado a la diosa Venus, protectora de Lucius Cornelius Sulla, fue construido después del año 80 a.C., cuando se convirtió en colonia romana. Posiblemente era el templo más suntuoso y esplendido de los edificios religiosos. Anteriormente a la conquista romana existía un templo dedicado a Venus Física, que fue asimilado. Tras la erupción el templo fue expoliado.

Termas
Termas Suburbanas
Construidas en época de Augusto. Eran unas termas particulares. Estas termas destacan por sus innovaciones arquitectónicas y sus decoraciones. Por su ubicación a extramuros, han sido continuamente saqueadas. En la parte baja se halla el complejo termal con una decoración fastuosa, mientras que el piso superior se hallaban tres apartamentos.

Destaca el fresco del vestuario del 4º estilo, que representa escenas eróticas, una de ellas con dos mujeres, único en la pintura romana. En el vestuario había un total de 16 cuadritos eróticos, numerados donde se depositaba la ropa y todo parece indicar que eran un reclamo de los servicios que allí se prestaban. También destaca el mosaico de Marte en la fuente del frigidarium.

A diferencia del resto de termas pompeyanas, estas no presentan distinción masculina - femenina. En el momento de la erupción se estaban reformando. Se excavó entre 1950 y 1988.

Termas Estabianas
(Reg. VII, Ins 1, 8). Es el edificio termal más antiguo de la ciudad, siglo II a. C. Se edificó sobre unas instalaciones más antiguas del siglo IV o III a. C. y fue reformado en varias ocasiones.
Las termas Estabianas se encuentran en el cruce de la Vía Estabiana (Via Stabiana) y la de la Abundancia (Via dell'Abbondanza). Las termas muestran signos de sucesivas restauraciones, la última de ellas tuvo lugar luego del terremoto del año 62. Estaba compuesta por una sección masculina y otra femenina. Tenía un sofisticado sistema de calefacción: el aire caliente circulaba bajo el piso y entre las paredes.

Tanto la sección masculina como la femenina estaba compuesta por una sala de vestir (apodyterium), una sala con piscina de agua fría (frigidarium), de una sala templada (tepidarium) y de una sala muy calefaccionada (calidarium), dotada de una bañera para agua caliente y de una fuente para abluciones con agua tibia. Además había otros ambientes, algunos anexos al gimnasio y una gran piscina para nadar al aire libre.

En la parte norte hay una letrina de grandes dimensiones. En la entrada de la palestra se conserva la decoración de estuco policromo del cuarto estilo, realizado poco antes de la erupción. La palestra fue reconstruida en época de Sila por los duunviros Caius Julius y Publius Aninius. También destaca la decoración del vestíbulo.

En la palestra de las termas existía un reloj de sol que tenía más de 200 años en el momento de la erupción, y conservaba una inscripción en osco que recordaba que lo había pagado el ayuntamiento con el dinero obtenido de las multas.

 
Termas del Foro
(Reg. VII, Ins 5). Construidas después de 80 a. C., por el Duoviro Lucio Caesius y los ediles Occius Cayo y Lucio Niraemius. A ambos lados del horno se hallaban las salas de los hombres y las salas de las mujeres. Los baños de los hombres tenían tres entradas, mientras que la mujer tenía una entrada única, en la vía delle Terme.

A la palestra porticada se accedía por la vía de foro o a través del vestuario de los hombres.

Unos telamones separaban las hornacillas donde se guardaban los ungüentos y los objetos de tocador. La bóveda esta decorado con bajorrelieves de estuco. Se realizaron reconstrucciones posteriores en el 62.

Las termas del Foro, si bien no son las más grandes de la ciudad, son de mucho interés debido a la elegante decoración y el excelente estado de conservación del calidarium y del tepidarium de la sección masculina.

Dos corredores permiten, en el caso de las termas para hombres, el paso al apodypterium de donde se pasa al frigidarium, en cuyo centro se encuentra una bañera circular para los baños fríos; y al tepidarium, decorada con fino estuco de la mitad del siglo I a. C. Allí se conserva un gran brasero que servía para calentar el ambiente, donado por Marcus Nigidius Vaccula. Del tepidarium se accede directamente al ambiente para baños cálidos, el calidarium calefaccionado con aire caliente que pasaba por el interior de las paredes dobles.

Esta habitación está dotada de dos bañeras: el alveus, de forma rectangular, para los baños calientes, y el labrum, con agua fría.
 

 




Termas centrales
(Reg. IX, Ins 4, 5). En el 62 se comenzaron a construir estas termas, hacia la vía de Stabia, donde se daban las actividades económicas y sociales de Pompeya. Las obras nunca se concluyeron. Eran unas termas mixtas.

Las termas centrales fueron ampliadas luego del terremoto del año 62 y para el 79 aún no estaban completamente terminadas.

Eran exclusivas para hombres, carecían de frigidarium, pero tenían un servicio del que carecían las otras termas: el laconicum, un ambiente para baños de vapor con aire caliente y seco. Este complejo, por la luminosidad y amplitud de los ambientes, su gran gimnasio y la excelente calidad del material de construcción, se puede asemejar a las termas de las grandes ciudades, incluida Roma.

Instalaciones deportivas y de ocio
El Gimnasio (Palestra) Samnita
(Reg. VIII, Ins 7, 29). Se localiza detrás del templo de Isis. Data de la segunda mitad del siglo II a.e.c. De planta rectangular porticado en tres de sus fachadas. En la parte sur, la no porticada, era donde se celebraban las ceremonias y la entrega de premios. Durante época osca se celebraban las reuniones de las asociaciones de carácter político-militar y las competiciones de los jóvenes pompeyanos.


El Gimnasio (Palestra) Grande
(Reg. II, Ins 7). Amplia palestra porticada con piscina en el centro de época augustal; ocupa una enorme área de aproximadamente 140x130m. Cuando al erupción, aun estaban restaurando los daños del terremoto. Por la fachada sur se accedía a la letrina, que era limpiada por una canaleta que nacía en la piscina. En el centro de la palestra había una gran piscina de 37x4m y que varían en profundidad de 1m en el oeste a cerca de 3m en el este.  Estaba porticado por tres de sus lados con columnas jónicas. Las paredes exteriores, de opus incertum, tienen pinturas en el tercer estilo. Se han hallado gran cantidad de graffitis.


Edificios para espectáculos
Teatro Grande
(Reg. VIII, Ins 1, 8). Edificado en el siglo II a.C. Adyacente al Foro triangular se encuentra el teatro grande, de la primera mitad del siglo II a. C., construido a la manera del mundo griego y helenístico, aprovechando la pendiente natural de una colina y restaurado y ampliado notablemente en la época romana. El espacio reservado a los espectadores estaba dividido en tres órdenes de gradas de mármol. El escenario tenía las tres puertas clásicas.

En época augustal se añadieron las tribunas de honor. Tenía una capacidad de unos 5.000 espectadores.

El teatro tenía un gran pórtico cuadrangular bastante bien conservado, donde los espectadores podían entretenerse antes del espectáculo y durante los intervalos. Luego del terremoto del año 62, este pórtico fue transformado en cuartel de gladiadores.

El Cuadripórtico de los Teatros
Espacio porticado por sus cuatro costados, típico de los teatros griegos. Fue edificado en el 80 a.e.c. En el año 62 tras el terremoto se le añadieron varias estancias, en dos pisos, a los largo de las paredes perimétricas. En el se encontraron las armas de los gladiadores, y se cree que en los últimos años fue la casa de estos.

Teatro Pequeño
(Reg. VIII, Ins 7, 19). El odeum, odeón, fue construido en el 80 a.e.c. Estaba destinado a los espectáculos musicales y a recitar poesías. Según las inscripciones poseía una cubierta que le dotaba de una acústica excelente. Una balaustrada decorada con patas de grifo aladas, separa la media cavea de la ima, donde se conservan las gradas donde estaban los asientos destinados a los decuriones. Tenia una capacidad de 1.500.- espectadores.

Tenía un tejado estable, fundamental para la acústica de la construcción; la presencia de este elemento, junto con los demás caracteres constructivos, ha llevado a la identificación del edificio con un odeón, destinado a representaciones teatrales y mímicas.
Anfiteatro
(Reg. II, Ins 6). Al final de la Vía de la Abundancia (Via dell'Abbondanza), una calle transversal lleva a la plaza ante la que se levanta la mole del anfiteatro, edificado alrededor del año 80 a.C. por Gayo Quinto Valgo y Marco Porcio, duunviros quinquenales. Constituye el ejemplo más antiguo conocido hasta ahora de anfiteatro de piedra; en Roma, por ejemplo, el primer anfiteatro fue el de Estatilio Tauro, de 29 a.C.

El anfiteatro de Pompeya, a diferencia de las construcciones similares de época imperial, no tenía galerías bajo del coso, que está mucho más bajo que el nivel de la plaza. Desde las escaleras exteriores de doble rampa accedemos a las gradas que podían acoger aproximadamente 20.000 espectadores.

El anfiteatro mide aproximadamente 135x104m. No había áreas subterráneas bajo la arena, y gran parte de la arena fue excavada a un nivel inferior al de la zona circundante. Una galería superior, separada de las otras áreas, tenía su propia escalera y entradas; se cree que probablemente estaba reservado para las mujeres y los niños.

En el 59 los seguidores de Pompeya y Nocera, protagonizaron una virolenta lucha y la arena fue descalificada por 10 años, pero después del terremoto se levanto la suspensión.

El Castellum Aquae
El castillo de agua se utilizaba para el abastecimiento de la ciudad. En el terminaba el ramal del acueducto de Serino de época augustea, para abastecer la flota de Miseno. Esta ubicado junto a la puerta del Vesubio a unos 42m de altura el punto más alto de la ciudad. Fue reformado después del terremoto del 62 y tras la erupción dejo de funcionar junto a sus 40 fuentes. Aquí se filtraba el agua y se dividía el caudal en tres redes independientes que recorrían toda la ciudad. Una estaba destinada a los baños y edificios públicos, otra a las residencias privadas de los ricos y la tercera a las fuentes públicas. En caso de sequía solo eran abastecidas las fuentes públicas. Junto a las fuentes públicas se hallan las torres de agua. Esta torres eran utilizadas para reducir la presión del agua. En la parte superior tenían un deposito de agua y mediante una tubería abastecían de agua a las fuentes. Pompeya solo disponía de alcantarillado en la zona próxima al Foro. Una parte de las casas de la ciudad disponían de pozos ciegos; pero se cree que la mayoría arrojaba las aguas fecales a la calle. En algunas intersecciones de calles se observan unas piedras que permiten cruzar la calle. Según los arqueólogos estas piedras tenían la utilidad de regular el trafico de los carros y evitar que los peatones se mojaran los pies con las aguas fecales que discurrían por las calles.

Puerta de Stabia

La puerta fue descubierta en 1851. En su forma original constaba de un solo abovedado con una verja con puertas dobles.

Una inscripción en osco en un bloque de mármol travertino en la puerta : Los ediles Publio Sittius  ediles, hijo de Marco, y Numerio Poncio, hijo de Publio, establecen los límites de esta calle, y fijan el término de 10 pies más allá de la Puerta de Stabia.
Fuera de la Puerta de Stabia, se halla la necrópolis. Destaca el monumento funerario de Duovir N. Clovatius con un relieve de mármol de un combate de gladiadores.


Necrópolis y Puerta del Vesubio
Puerta de origen samnita, también se observan las huellas de los proyectiles de Sila. Estaba en reconstrucción cuando la erupción. Se conserva muy poco de esta puerta. En esta necrópolis hallamos una tumba de toba en forma de asiento semicircular, típica de los personajes femeninos importantes, perteneciente a Arellia Tertulla. Al lado se halla la tumba de Tertulla y Septumia, la de C. Vestorius...
La Puerta de Herculano y Muralla
Es la puerta donde nacía el camino hacia la vecina Herculano. Esta construida en opus vittattum mixtum. Data de la conquista de Sila. Las murallas adyacentes son del siglo III a.e.c. A extramuros a la izquierda se conservan los restos de la muralla que se edificaron con grandes sillares de toba. Su altura es de unos 7m. también se aprecian las huellas que dejaron los proyectiles arrojados por Sila. Consta de 3 vías de comunicación, la central, destinada a los vehículos mientras que los dos arcos para los peatones.

La Necrópolis de la Puerta de Herculano
La necrópolis se excavó entre 1763 y 1838. El camino llevaba a Herculano y Nápoles. Es la más conocida de la ciudad. Las tumbas datan del siglo I a.e.c hasta el siglo I. Destacan la tumba semicircular de la sacerdotisa Mamia, la de C. Calventius ............

La Puerta de Nocera y la Necrópolis
La puerta de Nocera se halla al sudeste de la muralla, fue edificada en el siglo IV a.e.c. Era la vía hacia Nocera. En época posterior se rebajo el nivel de la calle. Tras cruzar la puerta se halla la necrópolis de gran importancia con edículos y exedras como tumbas. Destaca el edificio que Eumaquia, sacerdotisa de Venus ordeno construir para si en época de Tiberio. La tumba de los Flavii. Sus edificios datan del siglo I a.e.c y siglo I.




La Puerta de Sarno
Es la puerta donde termina la vía de la Abundancia, la más larga de la ciudad. Sufrió daños considerables y queda muy poco por ver hoy en día. 

La Puerta de Nola y la Muralla
De aquí partía la vía hacia el agro de Nola. Se atribuye su construcción al magistrado supremo Vibio Popidio en el siglo III a.e.c. El tramo sur de la muralla fue reconstruido después del 100 a.e.c. La parte norte conserva la estructura doble original con cimientos de piedra caliza y toba. 

 La Puerta de Nola: la Necrópolis

Necrópolis a extramuros con tres tumbas, la cuadrangular de M. Obellio Firmo, las otras dos son exedras, una anónima y otra de N. Herennius Celsus.

Los Arcos de Honor
Construidos con opus latericium, estarían revestidos de mármol. Cierran la cara norte del Foro y están dedicados a la familia imperial. El arco de la izquierda estaba dedicado al emperador Augusto. El de la derecha  dedicado a Nerón fue eliminado posiblemente por la damnatio memoriae. El arco tenia dos hornacinas donde se hallaban la estatuas del emperador y su familia. Al fondo en la vía Mercurio hay arco denominado de Calígula, sobre el que había una estatua ecuestre.


Casa dell´ara massima
(Reg. VI, Ins 16, 15-17). Fue excavada entre 1903 y 1904. La casa dell´ara massima también se conoce como la casa de de Narciso. Se hallaron gran número de herramientas de bronce y una mesa de inusual con una esfinge egipcia. La casa se construyó sobre los restos de otra más antigua. La casa consta de varias habitaciones dispuestas alrededor del atrio. Casa de dos plantas, algunas secciones de la planta superior se conservan. Sus pinturas son del cuarto estilo.

Calles, fuentes y Thermopolium

Villa Imperial
(Reg. VIII, Ins 1, a). La villa, en el lado sur de la vía Marina, fue inicialmente excavada 1947. Construida durante la última década del siglo I a.e.c en la ladera de la muralla. Reformada tras el terremoto del 62, esta decorada con pinturas del tercer y cuarto estilo. La villa posteriormente fue adquirida por orden del Prefecto Imperial, Tito Suedio Clemente, para el Estado, y se demolió la parten alta de la villa para la ampliación del templo de Venus.

Casa Trittolemo (Reg. VII, Seg 7, 5) 
Casa de M. Fabius Rufus
(Reg. VII, Ins 16, 17-22). La propiedad consta de varios casas agrupadas. Es la más grande descubierta en Pompeya. Situada al oeste de la Foro, está construida en cuatro niveles, la entrada de cara a la ciudad correspondiente al más alto nivel. La entrada en vico del Farmacista conduce directamente a atrio con impluvium. Desde aquí escaleras conducen a los niveles inferiores. Esta decorada con pinturas del cuarto estilo.

Casa del Navio
(Reg. VI, Ins 10, 11). Su estrecha entrada se halla encajonada entre dos tiendas adyacentes. Casa samnita, tiene un pequeño atrio al que se accede desde el vestíbulo. El atrio tiene en el centro el impluvium; aún conserva parte de su decoración con frescos. A ambos lados de la atrio están los cubículos mientras que en la parte trasera se halla el tablinum. Más allá de la tablinum se halla el triclinio y un pequeño jardín. Decorada con pinturas del cuarto estilo. La casa se halla en mal estado de conservación.

Casa del Fauno
(Reg. VI, Ins 12, 2). Fue descubierta en 1830. La casa del Fauno representa uno de los más bellos ejemplos de vivienda de la antigua Pompeya. Es una de las domus más grandes de Pompeya, 2.970m2. Data del siglo II a.e.c., construida sobre otra más antigua. Ha sufrido varias reformas. Su primera fase de construcción data del 170-180 a.e.c con dos atrios, un primer peristilo y un gran hortus. A finales del siglo II a.e.c., se construyó un segundo peristilo. La entrada de la izquierda estaba dedicada al recibimiento y la de la derecha a la parte privada de la casa. A lo largo del corredor que flanquea el primer peristilo se halla el establo, una letrina, un pequeño recinto termal y la cocina. El atrio es de estilo toscánico (el tejado no se sostiene sobre columnas). También destaca el pavimento del tablinum, simulando cubos en perspectiva y el mosaico con la batalla de Alejandro Magno. El nombre de la casa deriva de un bronce decorativo que representa un fauno danzante; el que hoy en día se puede ver en el atrio de la casa, es una copia del original que se halla en el Museo Archeolgico Nazionale de Nápoles.

En la entrada aun se aprecia la inscripción latina HAVE, bienvenido. La decoración pertenece al primer estilo. El diseño de la casa se acerca al modelo de los palacios helenísticos y de la aristocracia romana. Se supone que era la morada de P. Sila, sobrino del dictador Sila.








Casa del Fauno, vista del Impluvium y pórtico con columnas jónicas.

Casa del Laberinto
(Reg. VI, Ins 11, 9). La casa del Laberinto, se halla en la parte posterior de la Casa del Fauno en el Vico del Mercurio. Excavada por primera vez en 1831, data de época samnita; y cuenta con dos aurículas con impluvium y una serie de cubículos a ambos lados. Atrium tetrástilo, tablinum y un gran peristilo. El oceous debía de ser muy lujoso. Estaba decorado con pinturas del segundo estilo. El mosaico que da nombre a la casa representa a Teseo y el Minotauro en el laberinto. Casa con planta superior. La casa estaba equipada con un conjunto termal y su propia panadería.

Casa de la Fuente Pequeña
(Reg. VI, Ins 8, 23-24). Domus con el típico esquema de casas romana, data de época samnita. En el tablinum el dueño recibía a los clientes, esta parte debía de ser muy suntuosa, reflejaba la posición social del propietario. A principios del siglo II a.e.c, había un simple hortus. La entrada conduce al atrio, con impluvium. A los lados norte y este del atrio se hallan una serie de cubículos y alas, la más oriental conecta directamente con el segundo atrio. El lado sur de la atrio carece de las habitaciones, mientras que en el lado occidental se halla el tablinum que conduce al peristilo en la parte trasera de la propiedad. Sus pinturas son del cuarto estilo.
Posteriormente con la llegada del agua fue posible poner fuentes. Las paredes del peristilo del jardín estaban fastuosamente decoradas con frescos con motivos marítimos y rurales;  y un ninfeo revestido de mosaico y ornamentada con esculturas.

Casa de la Fuente Grande
(Reg. VI, Ins 8, 22). Toma su nombre de la fuente monumental del ninfeo cerca de la pared del fondo del pequeño jardín. La entrada se abre a un atrio, que tiene en su centro un impluvium revestido de mármol junto con un puteal. En los lados norte y este del atrio se hallan varias cubículos y las escaleras del piso superior.



La Casa de los Dióscuros
(Reg. VI, Ins 9, 6). Es una de las Domus más espaciosas de Pompeya, combina tres edificios anteriores. Se excavó en 1826-37. La casa se abre a la calle a través de dos entradas. Su fachada es de opus quadratum. Ocupa dos tercios de una manzana. Es famosa por sus pinturas del cuarto estilo y sus espacios al aire libre, con atrio corintio (las columnas sostiene el techo). Destacan las pinturas de los Dióscuros, Castor y Pólux. El peristilo se incorporó a la casa en una segunda fase.

Casa del Meleagro
(Reg. VI, Ins 9, 2, 13). La casa de Meleagro, fue excavada en 1829, 1836 y nuevamente en 1966. La Domus debe su nombre a la pintura hallada de Meleagro y Atalanta. Sus pinturas son del primero, tercero y cuarto estilo. La casas esa formada por dos núcleos yuxtapuestos uno alrededor del atrio toscánico y otro alrededor del peristilo. Data de época republicana. Fue reformada tras el terremoto del 62. También destaca la sala de recepción decorada con columnas corintias poco común en Pompeya. la entrada está flanqueada por un par de cubículos, Se abre hacia el lado occidental el atrio, con mármol bordeado de impluvium y una mesa de mármol rectangular, que aún conserva un contenedor para mantener los alimentos frescos bajo el agua. El peristilo posee una impresionante fuente central y la piscina. El oecus destaca por su columnata corintia. En la esquina noreste se halla el posticum.



La Casa de Apolo
(Reg. VI, Ins 7, 23). Varias pinturas del mito del dios Apolo decoran esta Domus. Posiblemente pertenecía a A. Here(n)nelius Communis, según el anillo hallado en 1830. EL cubiculum se halla al fondo del jardín, conservando parte de la abundante decoración original. La casa es de planta irregular debido a los añadidos del siglo I a.e.c., al ampliar su superficie y crear los jardines. Sus pinturas son de época de Nerón del cuarto estilo.


La Casa del Poeta Trágico
(Reg. VI, Ins 8, 3, 5). Típica domus, su nombre proviene del mosaico del tablino, que representa un ensayo teatral. En la entrada de la casa se halla el famoso mosaico del perro atado con una cadena (cave canem), típico de las casas pompeyanas. Excavada en el 1824-5 sirvió de modelo a la novela Los últimos días de Pompeya. A ambos lados de la entrada había dos tiendas. La entrada, fauces, conduce directamente al atrio con impluvium, al lado oeste del atrio se hallan varios cubículos. Frente a estos se encuentran más cubículos, un ala, y un oecus. En la parte posterior del atrio se halla el tablinum. Al lado norte del tablinum se abre a un pequeño peristilo, con puteal, utilizado para sacar agua de la cisterna subterránea. Decorada con pinturas del cuarto estilo. Junto al oecus, comedor, se halla una pequeña cocina. En la esquina noroeste del peristilo se halla un posticum, entrada secundaría, que da a la vía della Fullonica, y un pequeño lararium.
La Casa de Pansa
(Reg. VI, Ins 6, 1, 8, 13). Domus datada en el 140-120 a.e.c. destacan los capiteles jónicos del jardín. Según el edicto que se aprecia en el callejón adyacente, el rico y poderoso Cn. Alleius Nigidius Maius, mercader de origen campano y duovirio, entre el 55 y 56 alquilaba una parte de la misma a terceros. La Casa de Pansa ocupa una manzana entera. El peristilo tenía dieciséis columnas jónicas que sostenían el piso superior. En el lado norte del peristilo se hallaba la habitación más imponente de la casa.


La Casa de Sallustio
(Reg. VI, Ins 2, 4-5,30). Es una de las más antiguas de Pompeya, siglo III a.e.c. EL bombardeo del 1943 la dañó. Su decoración es del primer estilo. Según el sello hallado en 1806 pertenecía a A. Cossius Libanus y no C. Sallustius mencionado en la fachada. Se cree que la casa se transformo en albergue por la gran cantidad de habitaciones y por la planta alta que se añadió. La propiedad tenia cuatro tiendas, dos a cada lado de la entrada, en el siglo I, una de las tiendas se transformó en un Thermopolium. Destaca en el jardín la pintura de Acteón a quien atacan los perros de la diosa Diana, al espiarla desnuda. Después del terremoto del 62, una panadería, pistrinum, parece que se apoderado de las instalaciones.



La Casa del Horno
La domus data del siglo II a.e.c pero fue restaurada después del terremoto del 62. La planta baja estaba dedicada al comercio y la planta primera a la que se accedía a través de una escalera a la vivienda. En el jardín se localizaban las instalaciones para la fabricación del pan.
 

Casa de la pulsera de oro
(Reg. VI, Ins 17, 42). La casa debe su nombre al descubrimiento de los restos de una mujer que llevaba una pulsera de oro.  La excavación de la casa comenzó en 1958 y se terminó en los años setenta. La casa construida en tres niveles, aprovechando los muros de la ciudad y la pendiente de la ladera. La entrada que conduce al atrio con impluvium y cubículos. Sus pinturas son del cuarto estilo. Casa con recinto termal. Destaca el triclinio y la fuente del jardín.

La pulsera, pesaba 0,6 kilogramos, con dos cabezas de serpiente enroscadas con un medallón

La Casa del Cirujano
(Reg. VI, Ins 1, 10). También es una de las más antiguas de Pompeya, siglo III a.e.c. En ella se hallaron gran cantidad de instrumental quirúrgico de hierro y bronce; sondas, fórceps, obstréticos, catéteres, bisturís.... La domus ha sufrido como mínimo dos reformas. Destaca por hallarse a un nivel más alto respecto a los edificios adyacentes. Posee pinturas del primer y cuarto estilo. La casa fue excavada entre 1770 y 1777. La casa con tiendas flanqueándola a ambos lados de la entrada, se abre al atrio. A ambos lados del atrio se hallan las habitaciones y el tablinum. Tenia una planta superior. En el siglo II a.e.c. el atrio no tenía ninguna abertura en el techo, fue modificado para proporcionar más luz al interior, añadiendo un compluvium y un impluvium. El resto de la casa, se quedó más o menos como estaba, es el primer ejemplo de una vivienda de estilo itálico encontrado hasta ahora en la Campania.

Villa de las Columnas de Mosaico
Se localiza al norte de la vía dei Sepolcri. De la entrada se accede al pasillo que nos da acceso al jardín donde se halla el ninfeo con la pérgola que da nombre a esta villa suburbana. Destacan las columnas de ladrillo adornadas con mosaico, el larario del segundo jardín y el jarrón de cristal azul. Se hallan en el museo Arqueológico Nacional de Nápoles.
 Casa de Diomedes
Domus suburbana excavada entre 1771 y 1774. Se cree que pertenecía a M. Arrius Diomedes. Una de las villas suburbanas más lujosas. ata del siglo II a.e.c., pero en el 80 a.e.c., se redujeron sus dimensiones debido a la fundación de la colonia. Junto a la puerta trasera se hallaron dos cuerpos abrazados. Uno de ellos llevaba un anillo de oro en un dedo y una llave de plata en la mano, junto a 1356 sestercios. Otros dieciocho cuerpos fueron encontrados en el subterráneo.  Desde la entrada se accede directamente al peristilo con 14 columnas; a la izquierda se halla el complejo termal. También se ha hallado un solarium y un jardín cuadrado el más grande de Pompeya con piscina, fuente, triclinio de verano y cuatripórtico.

Villa de los Misterios
Es la villa suburbana más famosa de Pompeya, con vistas al mar, importante por su estructura arquitectónica y por la rica decoración de las paredes y del suelo.
Erigida en el siglo II a.e.c., fue reformada después del terremoto, y en el siglo I. Prácticamente todas sus paredes se encuentran decoradas con pinturas. Probablemente la villa perteneció a la familia de los Istacidii. Después del terremoto, la vivienda señorial pasó a establecimiento agrícola. Podemos ver la bodega y el lagar (reconstruido) para prensar la uva.


http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQa9L70oq3R77tzfpBhMGqup9wOFqba5vH-qt6wv1dcjIj7sSEr
http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQa9L70oq3R77tzfpBhMGqup9wOFqba5vH-qt6wv1dcjIj7sSEr
Sin embargo, la fama de esta villa se debe principalmente a la grandiosa decoración pictórica de una de las salas; el fresco del II estilo, que representa 29 figuras de tamaño natural, ha sido interpretado de diferentes formas: parece simbolizar el rito de iniciación de las esposas en los misterios dionisíacos, la dueña de la casa podría haber sido una ministra del culto de Dionisio. En el tablino se aprecian pinturas del 3º estilo, inspirados en la pintura egipcia. Al sur de la entrada estaban las habitaciones de servicio, el patio, que tenía acceso a la parte sur del peristilo, había una panadería en su lado norte . Más allá de esta sala que contiene el famoso fresco originalmente era un oecus, La habitación más tarde se convirtió en un triclinio. El fresco mide 17x3m.


Casa del Príncipe de Nápoles
(Reg. VI, Ins 15, 8). Propiedad de Albusio Celso. El edificio tiene grandes salas con paredes decoradas y baños privados, que la distinguen como una de las viviendas particulares más nobles de la ciudad. La entrada principal conduce directamente al atrio, con impluvium y una mesa de mármol. Las paredes están decoradas con pinturas del cuarto estilo. Al norte de la entrada se hallan los restos de una escalera que conduce a la segunda planta. Desde el atrio se accede al distribuidor de da acceso a las habitaciones y al jardín.

Casa de los Amorcillos dorados
(Reg. VI, Ins 16, 7, 38). Debe su nombre a los amorcillos de oro, que adornaban una de las salas. Su dueño era Cn. Poppaeus Habitus, pariente de Poppea, segunda esposa de Nerón. Data del siglo III a.e.c., pero fue reformado en varias ocasiones hasta el siglo I. Sus pinturas son del tercer estilo, excepto el peristilo, que esta decorado con pinturas del cuarto estilo. La entrada esta flanqueada por cubículos, nos lleva a la atrio, al oeste está el tablinum. Al sur del atrio una puerta nos conduce a una exedra, que se abre hacia el peristilo; lararium a la izquierda una letrina, un par de almacenes y otros cubículos. Destaca el Larario, las pinturas con divinidades egipcias y los restos del culto a Isis.


La Casa de Caecilius Iucundus
(Reg. V, Ins 1, 26) Data del siglo III-II a.e.c. Es famosa por los bajorrelieves que decoran el larario. A la izquierda del tablino se encontró la mascara de su padre, Lucio Cecilio Félix; y su archivo de 154 tablillas de cera. En ellas estaba registrado las sumas entre los años 52 y 60, abonó a las personas por cuenta de las cuales había vendido vienes o cobrado alquileres. La comisión aplicada oscilaba entre el 1 y el 4%. A la izquierda de la entrada se hallaron relieves que muestran la destrucción de la zona del fórum y el castellum aquae en el terremoto del 62.
Las 154 tablillas de madera encerada fueron encontradas en una habitación de la casa en la parte posterior del peristilo. Las tabletas de cera están ahora en exhibición en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

La Casa de los Vettii
(Reg. VI, Ins 15, 1). Perteneció a Aulo Vettio Restituto y a A.V. Conviva, dos libertos, comerciantes de vino. Según nos dicen los dos anillos encontrados y los grafitos electorales. Estaba estructurada de forma que quedara separada la zona señorial de la de servicio. La casa en su origen era de doble atrio, fue reformada a mediados del siglo I.
 A los lados del atrio hay dos cajas fuertes que custodiaban dinero y objetos de plata. A la derecha del atrio un larario que representaba los númen tutelares de la casa y una serpiente. Más adelante se halla la cocina y, en frente, una pequeña habitación con pinturas eróticas. El atrio estaba decorado con pinturas del cuarto estilo. El jardín tenia suministro de agua corriente. El salón es famoso por sus frescos de rojo pompeyano. El oceus esta decorado con pinturas del cuarto estilo, predominando los cuadros mitológicos. Pero la decoración más famosa es la de las miniaturas que representan Amorcillos y que está en el frisio de la parte inferior de las paredes. La planta superior no se conserva.
A la entrada hay una imagen de Priapo, dios de la fecundidad y símbolo de la buena suerte.



La Casa de la Caza Antigua
(Reg. VII, Ins 4, 48). Decorada con pinturas del cuarto estilo, data del siglo I. Típica casa romana, que se organiza entorno al eje atrio-tablino, para impresionar al visitante, con su ambiente suntuoso. Destaca la conservación de las pinturas de la segunda sala y los frescos del tablino. Su nombre proviene de la escena de la pared del fondo del jardín.


La Panadería
(Reg. VII, Ins 2, 22). Pertenecía a N. Popidius Priscus. La panadería carece de mostrador y es probable que vendiera pan a por mayor o a través de vendedores ambulantes, los libarii. La piedra lávica era dura y porosa, y no contaminaba la harina con astillas peligrosas para los dientes. Dos habitaciones al lado del horno se utilizaban para el almacenamiento del pan recién horneado y como granero. En Pompeya aparecieron 34 panaderías. Los hornos de leña son muy similares a los actuales de las pizzerías napolitanas. El consumo de pan se extendió a partir del siglo II a.e.c. 
La Casa dell´Orso Ferito
(Reg. VII, Ins 2, 45). La casa del oso herido toma el nombre del mosaico de la entrada. Las fauces conduce directamente a la atrio con impluvium y cubiculos. En la parte trasera de la casa, hay una fuente ricamente decorada.

Taller de Livio Firmo
(Reg. IX Ins 1, 5). Se han descubierto algunas herramientas pero no se sabe a que se dedicaba del dueño de la tienda. Quizás un cerrajero, pero no hay pruebas contundentes. La tienda ha sido atribuido a L. Livio Firmo por el descubrimiento de un sello.
Casa de M. Spuri Mesoris
(Reg. VII, Ins 3, 29). En el pavimento de triclinio se encontró una inscripción con el nombre del habitante de la casa o de quien realizó el mosaico. Probablemente M. Spuri Mesoris sería un agrimensor o topógrafo. Está decorada con pinturas del tercer estilo.

Casa de Vedio Siricus
(Reg. VII, Ins 1, 47). Por el sello hallado y algunos graffitis se cree que la casa era del duunviro P. Vedio Siricus. El edificio consta de dos viviendas unidas en época imperial. Sus pinturas son del cuarto estilo.

Casa de Cornelio Rufo
(Reg. VIII, Ins 4, 15). La propiedad pertenecía a la Gens Cornelia que se remonta a época de Sila. La casa tiene un patio típico. La entrada se abre directamente al atrio, con impluvium. En el otro lado esta el tablinum que daba al jardín.
La Casa de la Citarista
(Reg. I, Ins 4, 5). Con una extensión de unos 2700m2 tras varias reformas y obras en el siglo I a.e.c, agrupó varias edificaciones anteriores. Su nombre se debe a la estatua de bronce de Apolo Citarista, hallada en el peristilo. El edifico pertenecía a la familia de los Popidii, según los tres graffitis hallados y las inscripciones electorales. La casa tiene tres peristilos en varios niveles. También destaca el bronce de un jabalí atacado por perros, que fue encontrado cerca de la Piscina. La casa tenia un complejo termal.
A lo largo de la vía de la abundancia se hallaron cuarenta y cinco programas con su candidatura y unos retratos que se descubrieron en la vivienda.

La Casa de los Ceii
(Reg. I, Ins 6, 15). Según el graffiti de la fachada pertenecía a L. Ceius Secundus. La fachada exterior esta estucada imitando opus quadratum. El techo sobresale por la acera. La puerta doble de la entrada se conserva. La entrada que conduce a un pequeño atrio con columnas. Una escalera con una pared en craticium opus conduce al piso superior, mientras que en la parte trasera, un corredor entre la tablinum y el triclinio da acceso al jardín.

Domus de la que destaca la abundante decoración de las habitaciones, 3º y 4º estilo. En el jardín destaca la pintura con la escena de caza y los paisajes egipcios.
 
La Casa de Menandro
(Reg. I, Ins 10, 4). La casa fue construida originalmente en el siglo III a.e.c y fue reformada a lo largo de su historia. El nombre procede de una pintura que representa al poeta Menandro sentado con un libro en la mano; la domus pertenecía a Quinto Poppeus, familiar de Poppea Sabina, que la utilizaba para veranear, pero que durante todo el año estaba administrada por el procurador Eros. Destaca por la grandiosidad de las proporciones, las decoraciones pictóricas y los mosaicos del atrio, del peristilo y el larario con un nicho para el culto de las imagines maiorum. En uno de sus subterráneos, debajo de los baños, en 1930, se encontró un tesoro de 115 piezas de plata, joyas de oro y 1432 sestercios. Cuando la erupción se estaba reformando la zona destinada a las termas. El atrio está decorado con pinturas del cuarto estilo.
Los Batanes de Stephanus
(Reg. I, Ins 6, 7). Unos de los trece talleres que trabajaban la lana. En siete la hilaban y tejían, en nueve la teñían y en otros la lavaban. Los fullonica como este, a quien menciona el graffiti electoral de la puerta. Se construyó reformando una casa más antigua. La planta baja estaba destinada al taller y la planta primera a la casa y al secadero.
Los fullones con los pies golpeaban los paños sumergidos en una mezcla de agua y soda u orina, sustancias ricas en amoniaco y desengrasantes. La decoración es del cuarto estilo.

La Casa del Larario de Aquiles
(Reg. I, Ins 6, 4). Casa construida con opus cuadratum, reformada en el 62, pero sin acabar cuando sucedió la erupción. Decorada con pinturas del cuarto estilo. Destaca el larario de Aquiles, evocando episodios de Troya, el duelo de Héctor y Aquiles. La entrada conduce a la tablinum que a su vez da acceso al jardín en la parte trasera. Con escaleras de acceso a un piso superior. El atrio, el impluvium, es una casa inusual, ya que sólo cuenta con habitaciones en el lado este.
Casa del efebo
(Reg. I, Ins 7, 10-12). Excavadas entre 1912 y 1925. La Casa del efebo, también conocida como la Casa de P. Cornelio Tages, toma su nombre de la estatua de la encontrada allí.
Se trata de un gran casa, tres casas se fusionaron en una sola, su decoración, es principalmente del cuarto estilo.

Casa Paquius Proculus
(Reg. I, Ins 7, 1). Fue excavada entre 1923 y 1926. La casa pertenece a Paquio Proculus, diunviro de Pompeya. Según los grafitos electorales era una persona muy influyente. Domus de tamaño reducido pero con un gran peristilo. Los suelos están todos recubiertos de mosaicos de animales enmarcados con cenefas decorativas. En la entrada se halla el mosaico de un perro atado. En el atrio se han hallado paneles con animales. La casa decorada con pinturas del cuarto estilo. En la exedra se hallaron 7 esqueletos de niños. En la zona inferior se hallan los almacenes y una cocina.
Casa de la Diadumeni
(Reg. IX, Ins 1, 20). También conocida como la casa de Epidio M. Rufo, este edificio se encuentra en un elevado podio. La casa fue excavada por primera vez entre 1858 y 1866. Casa samnita del siglo II a.e.c. El atrio sostenía el techo con 16 columnas dóricas, creando el impluvium. Al lado norte del atrio esta el tablinum y el triclinio. En el lado occidental del atrio están las escaleras de la planta superior. Más allá de está el tablinum y en la parte trasera el posticum.

La Casa de Julio Polibio
(Reg. IX, Ins 13, 3). Data del siglo II a.e.c. Esta decorada con pinturas del primer y segundo estilo. Destacan la cocina y el larario, con la serpiente agathodémone, numen del hogar. El triclinio esta decorado con pinturas del tercer estilo. En su fachada se aprecian los graffitis electorales. En el peristilo se hallaron restos de muebles de madera, de los que se han hecho calcos de yeso. La casa tiene dos entradas por dos vestíbulos independientes que, a su vez, dan acceso a dos partes distintas de la casa. El lado oeste tiene pocas habitaciones en la planta baja, pero tiene acceso a la planta superior, pero no tiene acceso directo a la peristilo. La parte oriental de la casa se abre a un atrio y de hay al resto de la casa. Era un acomodado panadero que en los grafittis electorales, presumía de fabricar el mejor pan de la ciudad. En la casa se hallaron tres esqueletos, dos varones y uno femenino, que se creen que pertenecían a Julio y su familia. Se han recreado sus rostros.


Casa bello impluvio
(Reg. I, Ins 9, 1). Se estaba restaurando cuando sucedió la erupción. Destaca su atrio, el tablinium y la rica decoración del impluvio.

Casa Cubículos Florales
(Reg. I, Ins 9, 5). De esta villa destacan los cubículos del atrio y del tablinum, es una casa pequeña pero elegante. Destacan las pinturas florales del tercer estilo. Se cree que fue habitada por un rico fruticultor. También la presencia del tema de egipcio hace pensar que se practicaban ritos dionisiacos. La casa tenia una planta superior. En sus paredes se han conservado las pinturas de dos limoneros y frutas provinientes de India y Africa. Flanqueando la casa se halla un thermopolium y una taberna.


La Casa de la Nave Europa
(Reg. I, Ins 15, 3). En sus 28 macetas de terracota, se encontraron semillas de cereza, melocotón, albaricoque y pistacho, provenientes de oriente y cuyo cultivo se popularizo en los siglos I a.e.c y I. También había limoneros que trajeron los judíos a Italia, plantas de gran valor por sus cualidades medicinales, para enjuagarse la boca o ahuyentar a los insectos. En el establo al fondo del jardín criaban animales.
En la pared norte del peristilo apareció una pintura representado una nave de carga que se llama Europa, heroína griega que rapto Zeus, que dio nombre a la casa.

El Huerto de los Fugitivos
(Reg. I, Ins 21, 6). Espacio donde actualmente hay un viñedo cultivado como se hacia en época romana, se conservan los vaciados de algunas de las victimas del 79. También apareció un triclinio para comer al aire libre.

La Casa del jardín de Hércules
(Reg. II, Ins 8, 6). Casa de topología acodada del siglo III a.e.c. Con un jardín enorme organizado en el siglo I a.e.c donde había cinco casas, acodadas de la época. Según los estudios en el jardín u hortus se cultivaban esencias para la fabricación de perfumes. Se cultivaron entre otras plantas rosas, lirios y violetas. También se cultivó olivos, cuyo aceite de olivas verdes, era usado para maceran las esencias. En el jardín ha aparecido un triclinio para comer al aire libre y un altar dedicado al culto de Hércules.

La Casa Trebio Valente
(Reg. III, Ins 2, 1). Fue excavada por primera vez en 1913-15. Lamentablemente gran parte de la fachada del edificio fue destruido por una bomba en 1943. El interior de la casa fue completamente excavado en el 1952. En la fachada se han hallado numerosos grafittis de los espectadores del Anfiteatro. Una inscripción anunciaba un evento en el anfiteatro:
20 parejas de gladiadores de Cneo Allius Nigidio Maius, quinquenales, y sus sustitutos a luchar sin ningún tipo de gasto público en Pompeya.
Destaca el peristilo y la fuente del jardín. Los frescos son del tercer estilo. La casa tenia un piso superior y un pequeño recinto termal.

La Panadería di Sotericus
(Reg. I, Ins 12, 1-2). La panadería de Sotericus es una de las más grandes de Pompeya. El nombre del propietario aparece inscrito en una ánfora.

Casa de Pinarius Cerealis
(Reg. III, Ins 4, b). Pinarius Cerealis era un sacerdote Hércules, según los graffitis. Destaca la decoración de la casa.

La Casa del Moralista
(Reg. III, Ins 4, 3). La Casa del moralista, también conocida como la casa de M. Epidio Himeneo. La casa consta de dos propiedades que pertenecían a dos comerciantes relacionados con el vino, T. Arrius Polites y M. Epidio Himeneo. La entrada principal se abre a un pasillo con un banco en el lado oeste. En el área de jardín se encontró una estatua de Isis, que ahora puede verse en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. El triclinio está decorado con frescos del tercer estilo.

Escrito con letras blancas las reglas de los dueños de la casa se pueden resumir:
....mantener los pies limpios y no ensuciar la ropa de....tener respeto por las mujeres de otros....no discuta o se le expulsara de la casa......

La Casa de D. Octavius Quartio
(Reg. II, Ins 2, 2). Según el anillo hallado en la entrada el era el propietario. Casa del siglo II a.e.c., reformada tras el terremoto del 62. Esta casa también es conocida como la casa de Loreius Tiburtinus. Fue excavada por primera vez en 1916. Conserva un jardín con canales y estanques. La entrada, con sus asientos para los clientes, está flanqueada por dos tiendas, originalmente eran dos habitaciones de la propiedad. La entrada lleva a un gran atrio con un impluvium artificial. El brazo principal del canal de más de 50 metros de largo era alimentado por un ninfeo, un templo tetrástilo. las huellas de las raíces que se encuentran en el suelo indican que en todo el jardín había filas regulares de árboles y plantas.

Estaba decorado con estatuas y pinturas que aludían a Egipto. Destacan los frescos de Narciso y Píramo, comparten un tema común, la muerte provocada por la pasión. El canal transversal estaba flanqueado por dos filas de columnas y pilares que sostenían una pérgola.  La firma del pintor, que se llamaba Lucio, se ha conservado en un banco en el biclinium.




La Casa de la Venus de la Concha
(Reg. II, Ins 3, 3). Casa de D. Lucretii Satrii Valentes. Excavada entre 1933-35. Una de las bombas de 1943 cayó en esta casa. Se restauró en 1952. La Villa se desarrolla alrededor del jardín, con dos lados porticados. Destaca por su famosa pintura en la pared sur del jardín Marte y una Venus navegando en una concha. La ciudad estaba bajo la protección de Venus.


La Casa de Iulia Felix
(Reg. II, Ins 4, 2). Excavada por primera vez entre 1754-57, fue restaurada en 1952-53. La casa es una de las mayores de Pompeya. La propiedad fue creada por la unión de dos casas. La villa se organiza alrededor de un amplio jardín, porticado en un lado. Detrás de la zona porticada se hallan las habitaciones y una zona termal que como indica la inscripción se alquilaba para uso público. Al lado hay un par de habitaciones que se utilizaban como tiendas. Detrás de la villa hay una amplia zona de cultivo. Julia Felix, hija de Espurio: elegantes baños aptos para los más delicados, tiendas con habitaciones superiores y apartamentos.

Casa de Marco Lucreio Fronton
(Reg. V, Ins 4, a). De esta villa de época imperial destaca su decoración perimetral muy bien conservada del tercer y cuarto estilo. Son famosas sus composiciones mitológicas, como el cortejo triunfal de Baco, Narciso en el frente, Teseo y Ariadna, Orestes y Delfos. Del jardín destaca la pintura de un paisaje africano. La entrada da al atrio con impluvium. El atrio sólo cuenta con habitaciones en el lado. Del atrio accedemos al tablinum, triclinium y al jardin.

Casa de las bodas de plata
(Reg. V, Ins 2, i). También conocida como el casa de Celso L. Albucius fue excavada por primera vez en 1893, el 25 aniversario de boda de la familia real italiana, Umberto y Margarita de Saboya. Fue construida en el siglo II a.e.c, que conserva gran parte de su trazado original. El atrio monumental, con sus cuatro columnas corintias en torno a un gran impluvium es considerado como el mejor tetrástilo en Pompeya. Posee complejo termal. Las habitaciones están decoradas con pinturas del segundo estilo.

Casa del Centenario
(Reg. IX, Ins 8, 6). Esta casa debe su nombre al ser excavada en 1879, mil ochocientos años después de la erupción del Vesubio. También se refieren a ella como la casa de A. Rustii Veri Veri y Tiberio Claudio. Fue construida en el siglo II a.e.c. consta de varias fases de renovación y reconstrucción durante el período imperial. La casa se desarrolla alrededor del atrio y del peristilo.

La Casa de los Mosaicos Geométricos
(Reg. VIII, Ins 2, 16). Gran domus con unas 70 habitaciones, que une dos casas anteriores del siglo III-II a.e.c. El aspecto natural es de la reforma después del terremoto. Destaca su mosaico con motivos geométricos. La casa de los mosaicos geométricos se encuentra en la vía delle Scuole, al sur de la Foro. Esta gran casa tiene dos entradas una en el lado oeste de la vía delle Scuole. La entrada principal se abre al atrio impluvium. Al otro lado del atrio esta el tablinum, que conduce al pórtico y peristilo.

Thermopolium de Vetutius Placidus
(Reg. I, Ins 8, 8). En Pompeya había 89, establecimiento donde se servían comidas calientes y bebidas. El almuerzo, prandium, tenia lugar fuera de la casa. Se servia a través de un mostrador que daba a la calle, realizado de obra y a menudo decorado. En el mostrador estaban empotradas las dolia o cubas donde se hallaba la mercancía. En algunos la gente se podía sentarse en su interior decorado con estucos y lararios. A Ambos lados del Genius del dueño, estaban los protectores de la casa Mercurio y Baco, dioses del comercio y del vino respectivamente. También destaca el Thermopolia de Caupona. En algunos thermopolia existía la zona del “viridarium”, un jardín cerrado donde los clientes podían disfrutar a la fresca de su comida.

Casa dell´ara massima
(Reg. VI, Ins 16, 15-17). Fue excavada entre 1903 y 1904. La casa dell´ara massima también se conoce como la casa de de Narciso. Se hallaron gran número de herramientas de bronce y una mesa de inusual con una esfinge egipcia. La casa se construyó sobre los restos de otra más antigua. La casa consta de varias habitaciones dispuestas alrededor del atrio. Casa de dos plantas, algunas secciones de la planta superior se conservan. Sus pinturas son del cuarto estilo.

El Lupanar
(Reg. VII, Ins 12, 18). Lupa a parte de significar loba, también significaba prostituta. Es el único prostíbulo que se construyo para tal fin. Los demás lupanares poseían una o dos habitaciones o se utilizaba la parte alta de la casa. En el lupanar había diez habitaciones, las cinco en la planta baja y una letrina, y cinco más grandes en la planta superior a la que se accede por una escalera de madera. Las camas eran de obra con un colchón. Unos cuadros pintados en la entrada de cada habitación indicaba la postura amatoria de cada lupa. Las prostitutas solían ser esclavas griegas u orientales. El precio oscilaba entre los 2 y los 8 ases, como ejemplo una copa de vino costaba un as. Las ganancias iban a parar el amo o lenone. En una de las habitaciones en el yeso enlucido quedo grabada una moneda del año 72. En Pompeya aparecieron veinticinco lugares dedicados a la prostitución. La Prostitución estaba clasificada: la delicatae y el famosae eran las prostitutas de alto standing, la bustuariae ejercían su profesión en el área de la necrópolis











[1]   Los Oscos (latín Osci u Opsci) fueron un pueblo de la antigua Italia prerromana, que habitaban en el sur de de Italia y cuyo origen es desconocido. Hablaban el idioma osco. El nombre de Opsci proviene del de la diosa de la fertilidad Ops.

1 comentario:

  1. gracias me a gustado mucho y ma servido de ayuda

    ResponderEliminar